Hepatitis 0

ene27

Remedios caseros para combatir la hepatitis

La hepatitis se refiere a cualquier inflamación del hígado.

Sin embargo, cuando se habla deesta dolencia se hace referencia usualmente a la hepatitis infecciosa (llamada también tipo A) la cual es producida por un virus y es transmitida por contacto directo de persona a persona o por el consumo de agua o alimentos contaminados con heces fecales.

Es importante saber que la hepatitis, igualmente, puede trasmitirse (especialmente el tipo B y C) por transfusiones de sangre, por practicar sexo no seguro, por compartir agujas intravenosas, navajas y hasta en los equipos que hacen perforaciones en las orejas, tatuajes, etc.

Existe, además, la hepatitis crónica o tóxica que puede ocurrir por una incompleta recuperación de la hepatitis viral, por el alcoholismo, por sustancias químicas (como disolventes industriales), por una reacción al consumo de determinados medicamentos, por parásitos (protozoarios) o por un trastorno del sistema de defensa del organismo.

En términos generales los síntomas de la hepatitis son:

  • Tonalidad amarillenta de la piel y en el blanco del ojo (ictericia)
  • Dolor al tacto en la parte superior derecha del abdomen
  • Fiebre
  • Náuseas y vómitos
  • Jaquecas
  • Falta de apetito
  • Dolores musculares

Usualmente la ictericia es el primer síntoma que aparece unos días antes que se presente la enfermedad.

En los casos sin complicaciones, la infección pasa pronto aunque la convalecencia suele ser larga.

A continuación remedios caseros y naturales que ayudan a la pronta recuperación de hígado.

Remedio para la hepatitis #1: Lavar un tomate grande, picar en pedazos y extraer sus semillas. Después, combinar con el jugo de un limón en una batidora. Luego, añadir 6 cucharadas de aceite de germen de trigo. Batir por unos segundos. Tomar un vaso 1 hora después de cada comida.

Remedio para la hepatitis #2: Consumir diariamente 2 cucharadas de gránulos de lecitina,ya que contiene colina la cual ayuda a la recuperación del hígado.

Remedio para la hepatitis #3: Lavar, pelar y cortar en trozos dos zanahorias grandes ycolocar en una batidora junto a un vaso de agua. Batir por unos instantes. Agregar una cucharada de zumo de limón. Tomar diariamente un vaso de este jugo. (Este remedio no debe ser tomado por diabéticos).

Remedio para la hepatitis #4: Aplicar compresas tibias de aceite de castor sobre el áreadel hígado y cambiar una vez se enfríen.

Remedio para la hepatitis #5: Agregar dos cucharadas de levadura de cerveza a una taza deleche descremada. Tomar esta preparación una vez al día.

Remedio para la hepatitis #6: Verter 1 cucharadita de alhelí por cada taza de agua hirviendo. Dejar en remojo durante 5 minutos y colar. Tomar 3 tazas al día.

Remedio para la hepatitis #7: Lavar una manzana y una remolacha. Pelar, picar y poner en el procesador de alimentos. Agregar un vaso de agua y extraer los jugos de los ingredientes. Tomar un vaso de este zumo diariamente.

Remedio para la hepatitis #8: Presionar hacia adentro y hacia arriba del hueso de cada ceja. (remedio de acupresión)

Remedio para la hepatitis #9: Colocar 1 onza de agrimonia para 1 pinta de agua hirviendo. Dejar en remojo 5 minutos, colar y tomar 1 taza dos veces al día.

Remedio para la hepatitis #10: Mezclar 2 cucharaditas de vinagre de sidra de manzana y 2 demiel en un vaso de agua. Tomar tres veces al día esta preparación.

Remedio para la hepatitis #11: Verter 2 cucharadas de raíz de orozuz en una taza de aguaque se encuentre hirviendo. Tapar por 5 minutos. Colar y tomar una taza diariamente.

Recomendaciones

Algunas recomendaciones para lograr una pronta recuperación de una persona afectada con cualquier tipo de hepatitis.

Tomar agua, leche descremada y jugos naturales en lugar de café, alcohol y las bebidas gaseosas.

Utilizar aceites vegetales de extracción en frío para el aliño de ensaladas y para cocinar.

Comer comidas pequeñas y frecuentes para aligerar la carga del hígado.

Evitar tabaco y otras sustancias tóxicas.

Evitar los alimentos procesados que contienen aditivos químicos.

Evitar el consumo de carnes y los productos lácteos enteros, ya que hacen que el hígado tenga que trabajar más aún, no sólo para producir bilis que ayuden a la digestión de las grasas, sino porque también las grasas animales contienen contaminantes concentrados.

Recibir atención médica de inmediato si se observa deterioro físico del enfermo.

Algunas recomendaciones para prevenir la hepatitis A.

Manipular con sumo cuidado para impedir la propagación de virus de la hepatitis (especialmente tipo A) la ropa de cama, los artículos de uso personal, los utensilios para comer o beber y las heces fecales de la persona enferma.

Lavar rigurosamente todos los alimentos que se ingieran crudos.

Cocinar el tiempo suficiente los alimentos que requieran de cocción para destruir los virus que pueden haber estado alojados en éstos.

Lavar las manos antes de ingerir cualquier alimento (incluso, si se consume en casa o fuera de ella).

Evitar tomar agua corriente especialmente en aquellos lugares donde existen evidencias de contaminación. Por ello, se debe preferir el consumo de agua mineral embotellada.

Algunas recomendaciones para prevenir la hepatitis B y C.

Evitar las relaciones íntimas sin la debida protección (o besos profundos) ya que la sangre y la saliva son una forma de contagio.

Procurar un donante confiable para almacenar la sangre con anticipación si se efectuará algún tipo de intervención quirúrgica.

Muebles
Muebles de Jardín
Paneles Solares




Suscríbete a los comentarios RSS

Comentarios cerrados